Belgian Family Brewers

Por su antigüedad, su autenticidad manifiesta y sus valores respetados desde el principio, la Brasserie Dubuisson merece, como pocas cervecerías, el título de cervecería belga auténtica y tradicional. Como tal, puede enorgullecerse de mostrar una autenticidad tan asombrosa como la de las cervecerías Trapenses.

En este contexto, la Brasserie Dubuisson creó la asociación de los Belgian Family Brewers que reúne a otras cervecerías belgas. Éstas comparten la misma autenticidad, la misma tradición belga y los mismos valores de tradición y de respeto del consumidor.

Más sobre los miembros de Belgian Family Brewers

Los miembros de la asociación Belgian Family Brewers forman parte de cervecerías belgas y elaboran cervezas belgas en Bélgica desde al menos 50 años seguidos. Juntos, representan un 15% de los cerveceros belgas, con, en total, más de 3.500 años de experiencia en la elaboración tradicional de cervezas.

A día de hoy, hay 21 miembros: Bavik, Bockor, Bosteels, De Halve Maan, De Koninck, De Ryck, Dubuisson, Dupont, Duvel Moortgat, Het Anker, Huyghe, Lefebvre, Lindemans, PÄLM Breweries, Roman, Sint Bernard, Silly, Timmermans, Van Eecke, Van Honsebrouck y Verhaeghe.

El objetivo de la asociación es promover las cervecerías familiares tradicionales e independientes que agregan realmente valor a la identidad y a la autenticidad de los métodos cerveceros belgas. Es una causa noble ya que la elaboración de cervezas requiere un conocimiento artesanal que se transmite de generación en generación en las familias belgas, a lo largo de los siglos. Es la razón por la cual las cervezas belgas auténticas merecen un reconocimiento que las distingue de las demás.

El sello BFB

Con su sello de autenticidad, la asociación Belgian Family Brewers quiere garantizarle al consumidor el origen y la producción tradicional de las cervezas belgas auténticas. Con más de 500 cervezas, Bélgica es sin duda el país de la cerveza. Según las cifras, la producción de cervezas belgas es de más de 18.000.000 hectolitros, de los cuales más del 55% son para la exportación. Pero a pesar de todo, los aficionados de cerveza, ya sean belgas o extranjeros, no disponen de garantías que les asegure que están comprando (o no) cervezas belgas de origen y tradicionales.

Gracias al sello de calidad creado por los miembros de la Belgian Family Brewers el 8 de noviembre de 2007, no habrá ya ninguna duda en cuanto al origen belga y al proceso de producción tradicional utilizado para elaborar estas cervezas locales o especiales.

Resumiendo, el consumidor que tomará una cerveza con el logotipo BFB sabrá que esta cerveza:

Es verdaderamente una cerveza belga elaborada en Bélgica por una cervecería familiar independiente que las fabrica desde al menos 50 años. Con lo cual, una cervecería tradicional elabora una cerveza única, sin ser vendida bajo ningún otro nombre ni con ninguna otra etiqueta.

Para terminar, la asociación Belgian Family Brewers quiere que se deje de utilizar el término “cerveza belga” de forma abusiva en el extranjero. Efectivamente, algunas veces ya se han visto cervezas en el extranjero con el sello de calidad belga sin que éstas lo sean realmente. A partir de ahora, con el sello de calidad BFB oficial, se podrá fin a esta confusión. En este contexto, los miembros de Belgian Family Brewers también quieren aumentar el prestigio internacional de las cervezas belgas auténticas.

Otras cervecerías pueden integrar la asociación pero bajo estrictas condiciones. Para ello, puede contactar la asociación Belgian Family Brewers por escrito.